OK

Actualidad / Opiniones

Impunes, Basta de engaños, respuesta a Colodro y López en El Mostrador

18/06/2018


En la respuesta de Gabriel Colodro y Hernán López a la columna de mi autoría, "Impunidad como la forma más eficiente de incentivar el odio", se devela la falta de argumentos jurídicos y políticos para justificar la impunidad luego de las constantes y permanentes violaciones a los derechos humanos que deben soportar a diario los palestinos, y en especifico la última masacre en Franja de Gaza.

Cabe destacar que este tipo de debate en estas columnas no tendrían sentido alguno si es que Israel aceptara la jurisdicción del Tribunal Penal Internacional, para así dejar en manos de jueces internacionales el veredicto respecto a los crímenes que soportan sistemáticamente los palestinos, un pueblo que vive bajo ocupación (no se le ha permitido ejercer el derecho a la autodeterminación), versus las responsabilidades que se desprenden de un Estado, sujeto de derecho, como debiera entender Israel, país que a su vez es potencia militar, nuclear y beneficiado con el veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por parte de Donald Trump, quien obstruyó la resolución que determinaba una investigación respecto de los más de cien palestinos asesinados en las manifestaciones pacíficas registradas durante mayo en Gaza.

Ciertamente reflexioné acerca de la necesidad de contestar a argumentos que se han repetido desde hace décadas y que carecen de valor histórico, político y jurídico para justificar las masacres como la vivida recientemente en el marco de la marcha por el retorno, pero finalmente decidí hacerlo para no ser un actor pasivo ante el engaño sistemático que intentan realizar tras el mismo guión que se ha utilizado para justificar atroces violaciones a los derechos humanos. La justificación de lo injustificable se produce generalmente cuando no se tiene conciencia de lo relevante que es el respeto a los derechos más fundamentales de las personas.

En efecto, la columna de respuesta los señores Colodro y López mezcla elementos históricos, muchos de ellos falaces según la historiografía contemporánea (incluido autores judíos), propaganda que ya nadie reconoce como verosímil, a excepción de estos señores, e incluso toman generalidades de la agenda de seguridad global para acusar de impunidad a los palestinos / árabes. Todo en una columna que intenta, como se señaló, justificar lo injustificable desde el derecho internacional, la moral y la decencia.

Impunidad significa no recibir castigo a un delito o crimen, ante lo cual en ninguna parte de la columna Colodro y López otorgan elementos jurídicos que justifiquen que el 14 de mayo más de 60 personas civiles desarmadas sean muertos por francotiradores israelíes, entre ellos niños e incluso un bebe 8 meses, y que en diez días hayan sido abatidos más de 130 personas.

Aunque el repudio a la masacre en Gaza ha sido generalizado tanto en Chile como en el mundo, este quedará impune por la protección del Presidente Trump en el Consejo de Seguridad y porque Israel no reconoce la jurisdicción de los tribunales internacionales. Al respecto, no es extraño que un país, como Israel, que no ha reconocido o aceptado casi dos centenares de resoluciones del sistema de Naciones Unidas desde su creación, esté acostumbrado a aceptar la impunidad como el mejor instrumento de protección para sus intereses. De esto no se hacen cargo Colodro y López, sino que parecieran incluso asumirlo como una necesidad al no deslizar ni la más mínima crítica a la acción de los francotiradores.

No comprendo bien si los autores intentan desviar la atención en el asunto de fondo, la impunidad grosera a la que asistimos en la ?Marcha por el retorno?, o lo que sería peor, justificarla tras los argumentos esgrimidos por ello tales como que los árabes en 1948 no fueron partidarios de la partición; o que la Catástrofe (Nakba) Palestina no ocurrió debido plan Dalet que significó que las fuerzas sionistas desplazaran a casi un millón de palestinos, sino que por el contrario afirman que fueron los mismos árabes los que se ?auto despojaron?. Tesis absurda y descartada contundentemente por la historiografía contemporánea, pero que algunos apegados al guión del proselitismo de hace décadas aún esgrimen.

En definitiva, pareciera que los autores intentan justificar la masacre del 14 de mayo en el contexto de que los árabes quedan impunes incluso aunque ?condenan a su pueblo a la ignorancia y la ignominia?, afirmación que no entiendo si se refiere a los árabes que habitan en Arabia Saudita (aliada de Estados Unidos), a los árabes Marroquíes o a los árabes en general. Si es esto último, debiéramos entender que los francotiradores de Israel hacen un bien al mundo eliminando árabes porque así no quedan impunes.

Además, no puedo dejar de mencionar que estos autores ven en el crimen horroroso no resuelto del atentado a la AMIA en Buenos Aires, una implícita justificación para la impunidad ante la masacre en Franja de Gaza. Es decir, si la justicia en Argentina no ha conseguido castigar a los responsables de dicho crimen, este sigue impune, por ende debiera entender que la moneda de cambio por esa impunidad es la impunidad en Gaza.

En consecuencia, la columna de respuesta de Colodro y López presenta una argumentación propagandística, teniendo como objetivo sostener que los árabes en general gozan de impunidad. Por lo tanto, habría una suerte de empate de impunidades.

Por ello, el argumento no sólo es feble, sino insensato e inconsciente respecto de lo que son crímenes de lesa humanidad. Sí, los mismos tipos de crímenes que vivieron los que profesaban la religión judía en el holocausto, por lo tanto lo que está en juego detrás de la impunidad son la no defensa de la vida y el irrespeto a los derechos humanos de tod@s. Así, vengo en reiterar que la impunidad es la forma más eficiente de incentivar el odio.

Por Jaime Abedrapo