OK

Actualidad / Opiniones

Sobre la "democracia" del Estado Nacional Judío

01/08/2018


En opinión al Diario La Segunda, Anuar Majluf, director ejecutivo de la Comunidad Palestina de Chile sostiene que declarar un "Estado Nacional Judío", significa "convertirse en un estado religioso, confesional y teocrático, desde el cual se promueve de manera racista la superioridad étnica, privilegiando a ciertos grupos por sobre otros, desconociendo y negando completamente la existencia de los palestinos, su derecho a la autodeterminación y a establecer un estado palestino independiente".

Entrevista a David Harris

Sr. Director:

En entrevista a David Harris, director del American Jewish Committee, éste sostiene que con la aprobación de la nueva ley israelí "Estado Nacional Judío", nada cambia y que Israel continuaría siendo una "democracia liberal".

A diferencia de la opinión de Harris, expertos aseguran que se trata de una ley que viene a dar una apariencia de legalidad a lo que Israel hace desde 1948, institucionalizando un sistema de discriminación y limpieza étnica ya existente en la práctica en contra de los palestinos.

Ejemplos de ello sobran. Por nombrar algunos, este domingo Israel interceptó en aguas internacionales un barco que llevaba ayuda humanitaria desde Europa a la Franja de Gaza. El mismo día, liberaron a la niña Ahed Tamimi, quien estuvo 8 meses en una cárcel israelí por abofetear a un soldado de la ocupación; una ocupación que según la Legislación Internacional es ilegal y vulnera los derechos más básicos de la población palestina.

Declarar un "Estado Nacional Judío", significa convertirse en un estado religioso, confesional y teocrático, desde el cual se promueve de manera racista la superioridad étnica, privilegiando a ciertos grupos por sobre otros, desconociendo y negando completamente la existencia de los palestinos, su derecho a la autodeterminación y a establecer un estado palestino independiente. Tal como dijo el ex canciller americano, John Kerry, "Israel debe elegir entre ser un Estado judío o democrático, pero no puede ser ambos a la vez".

Por todo esto, en 2005 nace la campaña Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel (BDS), un movimiento pacífico que busca presionar a Israel para que respete el Derecho internacional y mute de ser un estado de Apartheid a un estado genuinamente democrático. En ningún caso es un movimiento de carácter antisemita, como ha intentado caricaturizar el Sr. Harris, quien acude a la recurrente práctica de deslegitimizar las críticas hacia el Estado de Israel con falsas acusaciones de racismo contra judíos.

Por: Anuar Majluf Issa, Abogado, Director Ejecutivo Comunidad Palestina de Chile
Publicado en La Segunda