OK

Actualidad / Noticias

El BDS aumenta la presión sobre la realización de Eurovisión 2019 en Israel

04/02/2019


El movimiento BDS ve la realización del show Eurovisión en Israel como un "lavado de imagen a través de las artes" con lo que el régimen israelí pretende ocultar la ocupación militar y el colonialismo, dijo a Reuters su cofundador Omar Barghouti en la ciudad de Ramallah en Cisjordania.


Mientras Tel Aviv se prepara para albergar el "Festival de la Canción de Eurovisión", activistas pro palestinos instan a los artistas a retirarse de la competencia de este año. Mientras, la ganadora israelí de 2018 dijo que no creía en los boicots.

El llamado del movimiento Boicot, Desinversión, Sanciones (BDS) es parte de una campaña más amplia para presionar a los gobiernos, empresas, artistas y académicos para que no establezcan relaciones con Israel hasta que el país sionista cumpla con el derecho internacional.

El movimiento BDS considera la realización de Eurovisión en Tel Aviv como un "lavado de imagen a través de las artes" con lo que el régimen israelí pretende ocultar la ocupación militar y el colonialismo, dijo a Reuters su cofundador Omar Barghouti en la ciudad de Ramallah en Cisjordania.

"Nos tomamos muy en serio este tema de Eurovisión", dijo. "Somos muy conscientes de cómo el gobierno israelí está haciendo todos los esfuerzos por tener un evento mega cultural".

Israel fue elegido para albergar el concurso de 42 naciones después de que la cantante israelí Netta Barzilai ganara el año pasado en Portugal con "Toy", impulsándola al estrellato internacional. El país ganador acoge habitualmente el año siguiente el certámen.

"Creo en la protesta, está bien. No creo en el boicot", dijo a Reuters la joven de 26 años. "Eurovisión es un concurso europeo, no es israelí, es una cosa mundial ... animo a otras personas a venir y participar".

El BDS ya ha recibido el apoyo de celebridades británicas, entre ellas la diseñadora de moda Vivienne Westwood, las actrices Julie Christie y Maxine Peake y el cantante Peter Gabriel, quienes se han pronunciado para que Eurovision no se realice en Israel.

Todos ellos estaban entre los 50 firmantes de una carta al periódico The Guardian en el que se pedía a la BBC que "presionara para que Eurovisión se reubicara en un país donde no se violen los derechos humanos".

Hasta el momento, ningún país participante se ha retirado del evento del 18 de mayo, e Israel dice que está preparando medidas para contrarrestar las manifestaciones.

"Israel es plenamente consciente de que los activistas anti-israelíes de BDS intentarán interrumpir Eurovisión", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Emmanuel Nahshon. "Abriremos nuestras puertas a todos, siempre y cuando esas personas no vengan aquí como enemigos".

Israel considera a los boicots internacionales, incluidos en sus asentamientos en la Cisjordania ocupada, discriminatorios y antisemitas.

Barghouti rechaza esas etiquetas y sostiene que el movimiento "de manera categórica y en principio rechaza todas las formas de racismo". Agregó que muchos partidarios del BDS son judíos, dijo.



Fuente: Haaretz

Traducción: Comunidad Palestina de Chile