OK

Actualidad / Noticias

La Dignidad no tiene precio: campaña de microfinanciamiento de la UNRWA

09/11/2018




Desde el mes de enero de 2018 que la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés) está realizando una campaña para reunir fondos y poder continuar con su labor de sostenimiento a la vida de los refugiados de Palestina. Esta iniciativa se levanta tras la decisión del gobierno de Estados Unidos de recortar sus aportes a la agencia. La campaña pretende recolectar 500 millones de dólares.

Si bien, Krähenbühl reconoce que es un "momento crítico para la UNRWA", el mandato que tiene la agencia es respaldado por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La campaña, lleva por título "La dignidad no tiene precio" y busca recaudar dinero para continuar con el financiamiento a la educación básica de más de medio millón de niños y niñas palestinas en más de 700 escuelas gestionadas por la UNRWA. También busca facilitar el acceso a servicios médicos y proporcionar ayuda financiera y alimentaria a 1,7 millones de refugiados palestinos particularmente vulnerables.

La agencia, se financia mayoritariamente por contribuciones voluntarias, fue creada en 1949 tras la partición de Palestina. Empezó sus labores en 1950 cuando los refugiados se calculaban en unos 750.000 palestinos. Siete décadas después, en 2018, son poco más de cinco millones de refugiados palestinos.

La misión de la UNRWA, establecida por la Asamblea General de la ONU, es ayudar a los refugiados de Palestina a desarrollar su pleno potencial humano hasta que se encuentre una solución justa y duradera a la crisis de los refugiados.

La dignidad no tiene precio



Con el hashtag #LaDignidadNoTienePrecio se puede seguir la campaña en redes sociales para que la agencia pueda continuar entregando dignidad y una esperanza de un mejor futuro a los refugiados de Palestina.

Sus servicios abarcan la enseñanza básica (y en el Líbano, la enseñanza secundaria), la atención primaria integral de la salud, la ayuda de emergencia, intervenciones sociales, la microfinanciación, la vivienda y ayuda en materia de infraestructura.

También presta servicios básicos y de protección a los refugiados de Palestina en Gaza, Cisjordania (incluida Jerusalén Oriental), Jordania, el Líbano y la República Árabe Siria. Además, la UNRWA trabaja a menudo en situaciones de emergencia complejas.

La Agencia entrega asistencia alimentaria y económica de emergencia, así como apoyo en materia de educación, atención sanitaria y medios de vida, y ha transformado la vida de los palestinos y palestinas que están protegidos jurídicamente como refugiados. La dignidad y la esperanza constituyen el eje dela misión que busca fomentar la autosuficiencia de los refugiados.



Hoy está en riesgo

- Educación básica gratuita para 525.000 niños y niñas en más de 700 escuelas de UNRWA

- Atención sanitaria y medicamentos gratuitos para 3,5 millones de refugiados de Palestina en nuestros 150 dispensarios

- Asistencia alimentaria y económica esencial para 1,7 millones de refugiados extremadamente vulnerables

- Dignidad, seguridad humana y un horizonte político para 5,3 millones de refugiados de Palestina

- Estabilidad en toda la región, marcada por el conflicto y por tensiones cada vez mayores






¿Qué significa ser refugiado de Palestina en 2018?


En Gaza significa ser víctima de un bloqueo y una crisis humanitaria que ya se extiende por más de un decenio y han llevado a 1 millón de personas a depender de la ayuda alimentaria.

En Cisjordania significa vivir bajo la ocupación israelí, con temor a la violencia y sin oportunidades.

En la República Árabe Siria significa vivir atrapado en un conflicto armado brutal, en el que miles de personas carecen de acceso a agua, alimentos, electricidad y atención sanitaria básica.

En el Líbano significa vivir en campamentos atestados en condiciones alarmantes y hacer frente a problemas sistémicos para acceder a oportunidades laborales y comerciales.

En Jordania significa llevar una vida dura con miedo a caer en el olvido mientras crece la pobreza y aumenta el desempleo.

En definitiva, significa 70 años de sufrimiento.

Los refugiados de Palestina llevan 70 años padeciendo un sufrimiento extremo, por lo que merecen nuestra solidaridad colectiva.






La UNRWA está decidida a continuar prestando servicios vitales pese a los drásticos recortes en su financiamiento. Pero necesitamos el apoyo de todos y todas.

Pronúnciate por los #RefugiadosdePalestina y únete a la campaña #LaDignidadNoTienePrecio para financiar UNRWA #FundUNRWA

Más información www.unrwa.org/donate