OK

Actualidad / Noticias

Carlos Hasbún y la época Amateur de Palestino

13/09/2018


Antes de que Palestino empezara a jugar profesionalmente, hubo una época romántica de jóvenes que a punta de esfuerzo y amor por Palestina formaron la semilla de lo que años después sería reconocido a nivel profesional en Chile. Esa época es llamada "El período amateur y ascenso", de la cual fue protagonista don Carlos Hasbún.

Nos recibe amablemente en su casa de Chicureo. Nos espera bien abrigado para capear el frío de la tarde y junto a él, un inseparable álbum de recortes con fotografías y noticias relativas al club de la época. A medida que relata los recuerdos de aquella época, las emociones empiezan a salir a flote.

El inicio (o el reinicio)

Nacido en 1934, Carlos Hasbún fue mediocampista de Palestino en la época amateur, aquella en que a punta de citaciones de Raúl Hasbún y el esfuerzo de la juventud y amor a la patria lejana refundaron a fines de la década de 1940 la rama de fútbol del Deportivo Palestino y formaron la base de lo que posteriormente fue el equipo profesional de Palestino.

De aquella época, Carlos Hasbún, como buen mediocampista, va directo al hueso en su viaje por los recuerdos.

"En 1946 Palestino iba a abrir su rama de fútbol, antes de la resolución de Naciones Unidas de la partición (1948). Ya se sabía de antes el tema de la partición de Palestina. En esa época éramos un grupo de cabros estudiantes de la colonia palestina. Nosotros armamos la rama de futbol oficialmente luego de un periodo de amistosos por todo Chile".

"Nosotros partimos con amistosos en Ñuñoa, Raúl Hasbún fue el responsable de la formación de todo esto. Con la situación que pasaba en Palestina, empezamos a querer entrar a reconocer a Palestina en Chile, entonces extendimos los amistosos en Santiago y en ciudades a fines del 47 hasta el 49".

No obstante reconoce que no fue el primer equipo de fútbol formado en el club: "Hubo una rama de fútbol en 1920, aunque al parecer partió en 1916, pero los partidos eran de roce muy fuerte y terminaban discutiendo fuerte cuando los empezaban a insultar como "Turcos", lo cual era una ofensa, era como decirle a los argentinos de las Malvinas "Ingleses"".

¿Hubo un encuentro con el conjunto de 1920?

En 1949 hubo un partido amistoso entre los de 1950 y los de 1920 y terminó empatado a 3, los dejamos empatar, ¡si ellos tenían 50 años! Los jugadores de nosotros eran muy buenos. Tengo muy buenos recuerdos de ese partido, después del partido hicimos una reunión, hubo trofeos, les dimos un diploma. Esto junto con la olimpiada árabe y el campeonato de los 6 es lo más bonito del período amateur de nosotros.



Una fotografía histórica: El encuentro del equipo de Palestino amateur junto a los "Viejos Cracks" de 1920.

"Antes de las olimpiada árabe de Osorno de 1950 hubo un intento de fusionar a Palestino con Árabe de Los Guindos y Árabe de avenida Perú a lo que nos opusimos porque la causa palestina no podía cambiar de nombre. Queríamos mostrar Palestina en Chile y nos fue tan bien que el Deportivo Palestino se conoce en casi todo el mundo".

Las olimpiadas árabes

Una segunda estación en el período amateur son las olimpiadas árabes que se disputaron en Osorno en el verano de 1950. Ahí diversos clubes de la colonia repartidos en las regiones se juntaron, y el Deportivo Palestino de Santiago fue uno de ellos, torneo que finalmente lo ganaron en fútbol, tenis, básquetbol, atletismo y hockey.

"Antes de todo hay que aclarar: Hablan de la olimpiada de 1920, y efectivamente hubo tres olimpiadas en 1920 pero nunca fueron en Osorno, la olimpiada de la que habla la canción y que llevó al equipo después al ascenso fue en 1950".

"Una anécdota de la olimpiada de Osorno, cuando jugábamos con el árabe de Osorno, nos tiraron un puñal que quedó clavado en el vertical. Otra fue que un hincha pololeó con la reina de campeonato de Osorno. Fuimos a festejar el campeonato a las termas de Puyehue, fuimos como 40 personas. Previo a las olimpiadas de Osorno, el 19 de junio de 1949, en el club Palestino de Santo Domingo se trazó los destinos de la segunda etapa de la rama de fútbol. Entraron Amador Yarur más Raúl Abufhele, entre otros, y ahí se empezó a ser serio y potente el asunto".

El campeonato de los seis




La idea de que Palestino entrara al profesionalismo va tomando forma, pero antes tenían que ser aceptados, el equipo debía demostrar que tenían el nivel apto para estar. Para ello fueron invitados a participar en el torneo llamado "el campeonato de los 6", en el que participaron tanto equipos profesionales como amateurs aspirantes. Carlos Hasbún nos explica las circunstancias:

"Nos dijeron "Son una colonia numerosa y solvente, pero ustedes no han ganado nada, solo puros campeonatos entre los árabes, ¿cómo los vamos a meter al ascenso así como así? Participen en el campeonato de los 6; si lo ganan entran al acenso"".

"El campeonato eran 6 equipos. Se realizó en el olímpico de La Cisterna. Invitaban a 3 de primera división, más el Olímpico de La Cisterna y el Manuel Plaza. De los equipos de primera división fueron Magallanes, Audax e Iberia. Nos entrenó Abraham Saba y Víctor Lolas".

El campeonato fue ganado por este equipo Amateur de Palestino, quedando en segundo lugar Audax e Iberia. Con este triunfo, el equipo ganó el derecho de entrar al profesionalismo y disputar el acenso. En la prensa se destaca ello con lo siguiente:

"En el Palestino figuran elementos palestinos de verdad y esta entidad ha ofrecido concretar a Suad, Zimmes y Salomón si quedan en la división de honor. Pues a dejarlo señores dirigentes; lo que interesa son estos cuadros, que tienen medio de vida y un amor propio para crecer".

Hasbún destaca: "El campeonato lo ganamos con puros cabros de la colonia, había 1 o 2 que eran medio chilenos, el resto éramos estudiantes de Ñuñoa. José Zacarías, Enrique Atal, Abuhomor, Islamí, Miranda, Nuñez, Arriaza, Carlos Hirmas, y Carmelo Tala, junto conmigo, que además soy el jugador amateur que más años ha estado en el club".

"En un momento estuvieron a punto de no juntar a los 11 jugadores. Es que no nos contaron la importancia de esto para que no nos pusiéramos nerviosos, y muchos andaban de vacaciones, por ejemplo el Lalo Zaror, el mejor jugador que teníamos, no estuvo en el campeonato de los 6".

"Lo mas lindo de Palestino es que de 1 a 2 años en los potreros, entramos a la olimpiada de Osorno y la ganamos, al otro año disputamos el campeonato de los 6 con el derecho de entrar al acenso si lo ganábamos y lo hicimos".

El ascenso


Al ser muy joven, con 17 años, Carlos Hasbún tuvo poca participación en el año del ascenso (1952), no obstante nos cuenta lo vivido:

"En el ascenso jugamos contra O'Higgins en Rancagua con más de 2000 personas en los tiempos en que esa cantidad para una ciudad como Rancagua era mucho". Empezamos jugando como 6 en el acenso y después quedaron 3 o 4. Lalo Zaror fue el scorer del campeonato, también estuvieron Carlos Hirmas, Islamí, Carmelo Tala y Sarquís que vino desde Argentina. Francisco Hormazabal empezó como entrenador y luego pasó a jugar, y tomó el mando don Luis Tirado, que también estaba de seleccionador nacional y de la Chile".

El año 1953 Carlos Hasbún tuvo poca acción en este campeonato, relegado por su edad a la cuarta especial. Ese año en primera división Palestino resultó vicecampeones, y en 1954 salieron dentro de los 5 primeros. Esto fue el preámbulo del primer campeonato en 1955

Año 1955

En esa fecha ya retirado del fútbol activo por una lesión, Carlos Hasbún mantiene el apoyo a Palestino desde las gradas, como un hincha más. De ese campeonato recuerda:

"El equipo de 1955 jugaba maravilloso, con Donoso, Almeyda, Pérez, Rojas, Coll que venía desde Colombia, Fernández y Díaz, estos dos últimos venidos desde Wanderers y seleccionados chilenos. A Palestino le decían "Palestino con chocolate", por un helado popular que vendían en el estadio llamado "Campeón con chocolate". Ahí jugó Roberto Coll, el mejor jugador extranjero que ha tenido el futbol chileno junto con Fabbiani, y estuvo doce años en el equipo".

La época actual

¿Cómo ve a Palestino hoy en día?

"Está mal. Las potencias árabes no lo ayudan; es el caso de Miguel Nazur y Ricardo Abumohor. Se fue la sangre en esa generación ya no quieren nada. Como puede ser que Ricardo Abumohor sea dueño de O'Higgins y Nazur sea de Santiago Morning".

¿Qué mensaje le daría como ex jugador al equipo actual?

"Que jueguen y piensen que están representando a un pueblo palestino que sufre mucho, hombres y niños, un pueblo oprimido, que con hondas se defienden contra metralletas y contra aviones. Ustedes lo han visto. No es un equipo de fútbol, es un pueblo al que representan y que sufre".

La conversación termina bien entrada la noche, en medio de una hospitalidad envidiable tanto de él como de su familia. Y como no, si los recuerdos volvían una y otra vez a la mente de este ex jugador y gran persona, uno de los testigos vivientes de un período no tan deslumbrante como los campeonatos profesionales, pero glorioso y romántico que dio pie a lo que conocemos hoy como Palestino en el fútbol profesional. Desde la distancia de esta redacción agradecemos a don Carlos por abrir no solo las puertas de su casa, sino también las de su corazón.





Carlos Hasbún junto a sus hijos en su casa de Chicureo.

Fuente: El Hincha de Cartón