OK

Actualidad / Noticias

Senado de Irlanda vota a favor de cortar el comercio con los asentamientos ilegales de Israel

11/07/2018


El Senado de Irlanda, Seanad, este miércoles 11 de julio hizo historia al votar a favor de un controvertido proyecto de ley que prohíbe la importación de productos desde los asentamientos israelíes que están ilegalmente en los territorios palestinos ocupados. Esto allana el camino para que el país se convierta en la primera nación de la Unión Europea (UE) en imponer un boicot económico al Estado sionista de Israel.

El proyecto de ley, que se ha enfrentado a una virulenta oposición israelí, busca prohibir "el comercio y el apoyo económico con asentamientos ilegales en territorios que se consideran ocupados por el derecho internacional", poniéndose a tono con las directrices de la Unión Europea y del derecho internacional. Esto lo hace sin mencionar a ningún Estado en específico. Con esto, Irlanda podría ser la primera nación en prohibir "la importación y venta de bienes, servicios y recursos naturales provenientes de asentamientos ilegales en territorios ocupados", lo que se convierte en un apoyo concreto a la lucha del pueblo palestino por regresar a los pueblos desde donde fueron expulsados por la ocupación israelí.

Este proyecto de ley, después de haber sido aprobado en la Cámara Alta del parlamento irlandés, deberá pasar por la cámara baja.

Las presiones sionistas

Esta ley se iba a votar en enero de este año pero fue aplazada por las presiones sionistas. El gobierno irlandés solicitó atrasar dicha votación tras el llamado que hizo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel a la embajadora de Irlanda en Israel, Alison Kelly, en ese momento. Sin embargo, este miércoles 11 de julio se marca un hito pues la convicción de los parlamentarios con el derecho internacional fue más fuerte que las presiones del lobby sionista.

Asentamientos ilegales

Israel tomó el control de Cisjordania en 1967, territorio que corresponde al futuro Estado de Palestina, pero alrededor de 600.000 colonos viven en territorio ocupado en Jerusalén Este, Cisjordania y los Altos del Golán (Siria).

Irlanda calcula que el valor del comercio de los productos hechos en los asentamientos es entre unos ? 500,00 a ? 1 millón al año, pero los defensores del proyecto de ley argumentan que esta decisión podría trazar un camino para que otros estados de la UE sigan impulsando el respeto a los derechos humanos.

"Buscan dañar al Estado de Israel"

Netanyahu ha denunciado el proyecto de ley diciendo que "es un viento de cola para aquellos que buscan boicotear a Israel y es totalmente contrario a los principios del libre comercio y la justicia". Tras enterarse de la votación de este miércoles, el primer ministro israelí protestó y dijo que el proyecto de ley "busca apoyar al movimiento BDS y dañar al Estado de Israel".

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel respondió a la decisión diciendo que "el Senado irlandés ha dado su mano a una iniciativa agresiva, peligrosa y radical de boicot antiisraelí populista que socava las perspectivas de un diálogo entre Israel y los palestinos".

Sostiene la injusticia

El proyecto de ley no prohíbe todos los productos israelíes, sino que habla en genérico de bienes y productos que se producen en territorios ocupados.

Frances Black, el cantante y Senador independiente que patrocinó el proyecto de ley, dijo en un comunicado antes de la votación que "el comercio de bienes de los asentamientos sostiene la injusticia".

"En los territorios ocupados, las personas son expulsadas de sus hogares a la fuerza, se incautan tierras agrícolas fértiles, y las frutas y verduras producidas se venden en los estantes irlandeses que pagan por todo ello", dijo.

"Estos asentamientos son crímenes de guerra, y es hora de que Irlanda muestre algo de liderazgo y se niegue a apoyarlos".

El proyecto de ley no nombra a Israel, sino que se refiere a una "potencia ocupante" y "colono ilegal".

En 2015, la UE emitió directrices para el etiquetado de productos de los asentamientos israelíes, que considera ilegales y dice que son un obstáculo para la paz.

A nivel internacional existe un consenso sobre la ilegalidad de estos asentamientos. De hecho, a principios de este año, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas publicó un informe sobre el papel de las empresas en las violaciones del derecho internacional humanitario por parte del Estado Sionista, "contribuyendo a la confiscación de tierras por parte de Israel, facilitando la transferencia de su población al territorio palestino ocupado y... la explotación de los recursos naturales de Palestina".

Fuente: The Guardian / TelesurTV.net / Federación Palestina

Traducción: Federación Palestina / JKB