OK

Actualidad / Noticias

Netanyahu amenaza con que la ocupación nunca terminará

13/03/2018
La próxima vez que alguien intente culpar a los palestinos por negarse a regresar a las negociaciones, recuerde que el Primer Ministro de Israel declara repetidamente su renuencia a terminar con la ocupación.

Lo ha dicho innumerables veces y de innumerables maneras. Pero, por lo general, solo lo dice en hebreo. Sin embargo, esta semana, el primer ministro israelí, Netanyahu, dijo en inglés y ante la cámara que, bajo su dirección, Israel nunca terminará con la ocupación de Palestina.

Hablando en el Club Económico de Washington a principios de esta semana, Netanyahu esquivó una pregunta sobre si él apoya una solución de uno o dos estados, y delineó una visión que suena muy parecida a una versión atrincherada y mejorada de la ocupación tal como existe hoy.

"No quiero a los palestinos como ciudadanos de Israel y no los quiero como súbditos de Israel. Así que quiero una solución donde tengan todos los poderes que necesitan para gobernarse a sí mismos, pero ninguno de los poderes que nos amenazarían", dijo el primer ministro.

"Lo que eso significa es que cualquier solución a la que se llegue, el área al oeste del Jordán -que incluye las áreas palestinas-, estarán militarmente bajo el mando de Israel", continuó. "La seguridad, la responsabilidad de seguridad primordial sería de Israel".

El pilar de la ocupación militar de Israel, por supuesto, es el control militar israelí sobre los territorios palestinos y de los mismos palestinos. A través de los Acuerdos de Oslo, Israel ha podido minimizar y externalizar gran parte de su control sobre los palestinos a la Autoridad Palestina, pero insiste en retener lo que Netanyahu llama "responsabilidad de seguridad primordial".

Incluso después de un acuerdo de paz, o en palabras de Netanyahu, "una solución", a la ocupación de Palestina continuará. Y sin el control soberano de su territorio, definitivamente no habría un estado palestino independiente.

Netanyahu ha estado diciendo esto por años. En 2014, menos de tres meses después del colapso de las conversaciones de paz de Kerry, Netanyahu afirmó que "no puede haber una situación, bajo ningún acuerdo, en la que cedamos el control de seguridad del territorio al oeste del río Jordán".

Un año después, en 2015, Netanyahu declaró que nunca se establecerá un estado palestino bajo su mandato. El año pasado, 2017, el primer ministro comenzó a prometer que nunca eliminará ningún asentamiento israelí de Cisjordania, sin el cual incluso la autonomía básica de Palestina es inconcebible. Y hace más de una década, Netanyahu fue filmado presumiendo sobre cómo se propuso sabotear los Acuerdos de Oslo.

Nada de eso sugiere que solo Netanyahu sea responsable de la falta de paz o de la condición de Estado a Palestina. Sus puntos de vista no son tan diferentes a la gran mayoría de los políticos israelíes que esperan reemplazarlo algún día. Pero la próxima vez que alguien intente echarle la culpa a los palestinos por "negarse a volver a la mesa a negociar", recuerde cómo Benjamin Netanyahu continúa declarando abiertamente su renuencia a terminar con la ocupación.


Fuente: +972
Traducción: Federación Palestina