OK

Actualidad / Prensa / Comunicados

Declaración Pública ante la alabanza de parlamentarios chilenos al Estado de IsraelDESCARGAR

Con fecha 20 de Septiembre, el diario La Tercera publica una carta suscrita por 20 diputados chilenos, en la cual apoyan sin reservas al Estado de Israel, frente al rechazo que ha levantado en vastos sectores la visita a nuestro país de dos diputados israelíes.

La carta está firmada por los señores (as) Gonzalo Fuenzalida, Gabriel Silber, Daniel Farcas, Ramón Farías, José Antonio Kast, Roberto Leon, Cristian Campos, Romilio Gutierrez, Alberto Robles, Marcos Espinoza, Ramón Barros, Fernando Meza, Jorge Ulloa, Jaime Pilowski, Osvaldo Urrutia, María José Hoffmann, Miguel Angel Alvarado, Marisol Turres, Ricardo Rincón y Guillermo Ceroni. En ella se realiza una apología de un Estado que se ha caracterizado, desde su creación en 1948, por su absoluto desprecio del derecho internacional y por la violación diaria y permanente de los derechos humanos del pueblo al cual expolia y sojuzga.

Ante tamaña obsecuencia de representantes del pueblo de Chile frente a la única potencia colonialista que resta en el mundo, la que además practica la limpieza étnica y el apartheid, la comunidad palestina de Chile no puede permanecer en silencio y junto con hacer presente su indignación, viene en declarar lo siguiente:

1.- Resulta escalofriante comprobar el nivel de desinformación de los diputados cuando hacen afirmaciones tales como: (Israel) "es el único país de Medio Oriente donde se protegen los derechos de las minorías" y se respeta dignamente a las mujeres". ¿No han oído jamás hablar de las casi 50 leyes racistas que discriminan negativamente a los palestinos que viven en Israel o de los castigos colectivos a los que viven en los territorios ocupados? Y en relación al respeto a la mujer, al parecer nunca se enteraron, por ejemplo, de las declaraciones de Ayelet Shaked, parlamentaria y ex Ministra de Justicia israelí (sí, de Justicia), quien llamó a asesinar a las madres palestinas, afirmando: "Deberían desaparecer junto a sus hogares, donde han criado a estas serpientes. De lo contrario, criarán más pequeñas serpientes."

2.- Dado que se destaca la calidad de Israel como líder en cuanto al tratamiento de los recursos hídricos, debemos puntualizar que esto se ha logrado gracias al robo del agua superficial de los territorios palestinos y de sus acuíferos subterráneos, recursos que son manejados en un cien por ciento por ese país, el cual restringe severamente su uso a los palestinos, al punto que en muchas áreas ellos deben consumir aguas contaminadas.

3.- La llamada demonización de Israel no es tal. El solo hecho de describir en detalle los métodos por los cuales Israel ha transformado Palestina en un infierno para el pueblo nativo, hace que el demonio (citado tácitamente por los firmantes) aparezca en escena en forma natural: no podría ser otro el personaje que instiga crímenes tales como los "asesinatos selectivos", marca registrada por Israel, cuya mención olvidaron los honorables entre los "liderazgos" de ese país, o los bombardeos indiscriminados a poblaciones civiles, con resultado de miles de muertos entre los civiles inocentes, o las demoliciones de casas (ya van más de 15.000), o las torturas a los prisioneros políticos y, en fin, una larga lista que, entre otras cosas, ha generado cerca de 50 condenas a Israel por parte de la ONU, de las cuales los diputados al parecer jamás han escuchado hablar.

4.- De especial gravedad nos parece la imputación que se hace al liderazgo palestino por no haberse llegado a un acuerdo de paz. Si se hubiesen dado el trabajo de leer alguna vez las "genuinas ofertas (de paz) israelíes", estamos seguros de que jamás habrían aceptado ofertas semejantes si se tratase de la integridad territorial de Chile: ellas consistían en un territorio desmembrado en varias partes inconexas, sin soberanía sobre sus fronteras ni sobre Jerusalén Oriental, controlado por aire, mar y tierra por Israel y sin solución justa para los más de 6 millones de refugiados, que poseen el derecho inalienable de retornar a la tierra que les pertenece. ¿Creen acaso que tal engendro merecería recibir el nombre de Estado? Claramente, los diputados han optado por el fácil expediente de culpar a la víctima, en vez de hacer valer las gravísimas e intransferibles responsabilidades que corresponden a la potencia ocupante, que es la única que cuenta con todo el poder para poner fin a esta situación.

5.- Habríamos esperado de los diputados apologistas de Israel un gesto, para que aprovechando la presencia de tan ilustres visitas, hubiesen intercedido por la libertad de sus pares palestinos, diputados que fueron elegidos tan democráticamente como ellos lo fueron, y que actualmente se pudren por años, virtualmente secuestrados en cárceles israelíes, sin siquiera ser sometidos a juicio. Pero a juzgar por el tenor de su carta, dicho gesto resulta un requerimiento excesivo, tratándose de admiradores incondicionales de ese país.

6.- Hacemos presente a quienes suscriben la carta, que con su actitud han herido profundamente los más caros sentimientos de nuestra colectividad por su tierra ancestral y por su pueblo, el cual desde hace casi 70 años es víctima inocente de un martirio que parece no tener fin y que se ve agravado por la insensibilidad de quienes han optado por ponerse del lado del victimario y someter a agravio a la víctima de este conflicto. Felizmente, la verdad de lo que ocurre en Palestina se está imponiendo paulatinamente a través de todo el mundo, en un proceso que nadie podrá detener, y menos aún, aquellos que aprovechándose de su cargo de elección popular, se prestan para transformarse en pregoneros de una potencia que, desde su creación, sólo ha significado sufrimiento, destrucción y muerte para el pueblo palestino.



Santiago, 22 de Septiembre de 2016

FEDERACIÓN PALESTINA DE CHILE